GuidePedia

0

Las primeras citas siempre suelen ser las más complicadas y por supuestos nuestros nervios estarán a flor de piel. Es normal que en esa primera cita con el hombre que te gusta, te sientas desde ansioso hasta incomodo pasando por estresado, porque se trata de un momento especial que siempre deseamos que salga a la perfección. Para conseguir no una primera cita perfecta pero si una cita que os asegure una segunda y una tercera o unas cuantas más.

Lo más importante es que busques un lugar idóneo para la primera cita y en el que te encuentres cómodo. Lo más recomendable es alguna cafetería tranquila donde podáis centraros en una agradable conversación o en algún restaurante de moda. Al menos el primer encuentro debe darse en algún lugar donde podáis charlar tranquilamente y sin mucho alboroto en el entorno, tras lo cual podéis avanzar e ir al cine o salir a tomar algunas copas e incluso ir a bailar a algún local que conozcáis.

No te obsesiones con gustarle, simplemente trata de demostrar confianza en ti mismo ya que es algo que atrae de las otras personas, pero sin resultar amenazador. Muestra interés por su conversación y veras como esta avanza de forma fluida ya que el corresponderá de la misma forma. No busques hacer una lista de los temas de los que hablar, deja que todo vaya a su ritmo y poco a poco os sentiréis cada vez más cómodos el uno con el otro. No olvides que lo importante en una primera cita es que uno esté tan cómodo que el otro no pueda evitar sentirse igual, eso es lo que hace de una cita algo inolvidable.

Siguiente
Entrada más reciente
Anterior
This is the last post.

Publicar un comentario

 
Top