GuidePedia

0
Cada vez son más las personas que deciden abandonar sus prejuicios y comprender que en este mundo no solo existe el verdadero amor entre personas de distinto sexo, si no que este también puede existir entre personas del mismo sexo. Para muchos otros, aun es una tarea difícil siquiera el aceptar que esto ocurra en la sociedad, pero para sorpresa de muchos las cosas siguen su curso y comienza a ser algo normal y aceptado. Aunque por otro lado, también siguen ocurriendo casos que sacuden la moralidad de países enteros.

Cosas como lo que ha ocurrido con un sacerdote argentino de 41 años, Andrés Gioeni, quien decidió colgar los hábitos para casarse con un hombre. El sacerdote que trabajaba en la ciudad de Mendoza, se despertó un día dándose cuenta de que esa vida no era la suya y viajo hasta Buenos Aires para darle un nuevo rumbo. El sacerdote conocía desde hacía años su condición sexual y se ordenó sacerdote por tener una salida laboral sin complicaciones más que por devoción. Lo que hace más comprensible su decisión y su valiente actuación.

Cuando llego a Buenos Aires se encontraba sin trabajo y decidió participar como modelo de agencias y revistas de moda. Poco a poco pudo rehacer su vida, sin esconderse detrás de los hábitos y a día de hoy se encuentra feliz junto a su pareja, con la que planea casarse después de 10 años junto a la persona que ama. Sin duda un cambio drástico en una vida que iba a estar entregada a trabajar para dios y que ha perturbado la moral de un país con un alto índice de católicos y creyentes.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top