GuidePedia

0
Aunque las mascarillas faciales son cosa de mujeres, los hombres también tienen derecho a cuidar su piel y el aspecto de su rostro. Además son ellos los que suelen presentar pieles más castigadas y problemas cutáneos debido al constante afeitado al que normalmente se tienen que someter. Es por ello que las mascarillas faciales también están enfocadas al sector masculino y solo necesitaras saber qué tipo de piel tienes para elegir la mascarilla que mejor se adapte a las necesidades de tu cutis.

Para las pieles masculinas más secas se puede realizar una mascarilla a base de cacahuete con miel y aceite de oliva, para la cual mezclaremos dos cucharadas de crema de cacahuete con una de miel y otra de aceite. Debemos aplicarla sobre el cuello y la cara para dejarla actuar durante al menos quince minutos, tras los cuales vamos a lavar bien el rostro y el cuello con abundante agua tibia y recuerda no dejar ningún rastro. Si tienes barba o bigote, aplica una menor cantidad en esas zonas y empieza a limpiar primero por las mismas.

Para las pieles masculinas más grasas podemos realizar una mascarilla que contenga manzana y pepino, para la cual vamos a mezclar medio pepino, media manzana de piel roja, una clara de huevo y un chorro de zumo de limón. Lo mezclamos bien todo con la batidora y la aplicamos tanto en el rostro como en el cuello dejándola actuar unos 20 minutos. La podremos retirar con abundante agua tibia y da igual si tienes barba o bigote porque es una mascarilla muy suave y manejable.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top