GuidePedia

0

Muchas veces la religión, aborda un gran problema para todas aquellas personas que sienten una diferente forma de expresar la sexualidad, pero ¿qué hacer ante esto? Primero, no debes pensar que porque eres gay, eres indigno de Dios o algo semejante, tan sólo eres otra persona, como otra cualquiera luchando con una identidad diferente.

Igualmente los hombres o mujeres que nacen en un cuerpo que no les corresponde, no tienen porque sentirse culpables de ello, asimilando que es el cuerpo que Dios les ha dado, viviendo con la opción que ellos más deseen. Ante todo no debes sentir cobardía, ya que ello hace que la libertad humana se sienta cohartada.

Exprésate tal y como eres, porque llegará un día en que te darás cuenta que aquellos que te han mirado mal, en el fondo te admiran por ser valiente y desprender lo que tú eres en realidad. Dios ama a toda criatura que convive en este mundo, por lo que si tu amor es puro ¿por qué temer?

Publicar un comentario en la entrada

 
Top