GuidePedia

0

Sabemos que la religión católica no está de acuerdo con las relaciones homosexuales, sabemos que el cristianismo es el primer enemigo de las parejas del mismo sexo, pero también sabemos que no existen diferencias entre las personas heterosexuales y las homosexuales, de modo que la fe y las creencias religiosas son un derecho para todo el mundo. Por ello en el estado mexicano de Coahuila se ha instaurado la primera iglesia que realmente acepta en su haber a las personas sin importar su raza, genero, poder adquisitivo, clase o condición.

Se trata de la Iglesia de la Comunidad Metropolitana, una iniciativa que pretende acercarse más a la comunidad LGTB y demostrar que ellos tienen los mismos derechos y profesar así su fe y su religión. Por curioso que pueda parecer, la comunidad LGTB también profesa su amor a dios y por tanto tienen derecho a acudir a la iglesia para tener una vida religiosa normal como cualquier otro miembro de la comunidad.

Este culto protestante fue creado y fundado en 1968 por el reverendo Troy Perry, quien fue expulsado por su condición sexual. En la iglesia podrán celebrarse tanto bodas, como bautizos, comuniones y cualquier evento religioso en los cuales la comunidad LGTB será bienvenida sin más. Desde la organización Jóvenes Prevenidos, se hace un llamamiento para que la comunidad participe en esta iniciativa y disfruten así del respeto que se merecen.

Publicar un comentario

 
Top