GuidePedia

0

Todos sabemos lo que una madre es capaz de hacer por sacar adelante a sus hijos, pero si combinamos esta certeza con un país oprimido y una cultura de homofobia y machista, obtenemos una verdadera historia de amor maternal y de coraje. Una historia donde nos encontramos ante dos puntos controvertidos, por un lado la idea de que el travestismo es tu única salvación a pesar de tu mentalidad homofóbica y la idea de que el machismo de tu país puede acabar con tu vida y la de tus hijos.

A esto tuvo que enfrentarse Sisa Abu Daooh, una mujer de 64 años que lleva 42 de ellos travistiéndose y haciéndose pasar por un hombre para poder sobrevivir y alimentar a su hija. En Egipto el machismo está muy marcado y todos son educados para que una mujer no tenga derecho a trabajar, del mismo modo que no se toleran actitudes poco morales como la homosexualidad o cualquier cosa relacionada.

A pesar de haber sido educada de forma tradicional y rechazar por inercia la idea de vestirse de hombre o buscar trabajo, fue la decisión más importante de su vida. De esta forma consiguió mantener a su hija, después de perder a su marido en 1970. Al principio tuvo que enfrentarse al odio de aquellos que descubrían su secreto, hasta el punto de que siempre fue armada con un garrote de madera. Pero con el tiempo, muchos preferían ignorar la verdad mientras realizara su trabajo como es debido.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top