GuidePedia

0
transplante capilar

La caída de cabello es un problema que preocupa a muchas de las personas que lo padecen, ya que los hombres tienen mayor seguridad si cuentan con mucho cabello en su cabeza, además de que les permite lucir más jóvenes.

Actualmente, debido a varios factores, la caída de cabello está en aumento y se suele dar a partir de los 25 años de edad, cuando se empieza a notar la falta de crecimiento del cabello. Existen diversos tratamientos para evitar la caída, dos de ellos a nivel quirúrgico, pero no ambos valen para todo el mundo.

La técnica FUE (Follicular Unit Extraction) es uno de los últimos avances en la cirugía de microinjerto capilar. Consiste en la extracción de las unidades foliculares mediante punch y su aislamiento para luego implantarlas en la zona donde se extiende la calvicie.

Ventajas de la técnica FUE:
  • No se perciben cicatrices por el reducido tamaño del punch, que se lleva a cabo con un instrumento quirúrgico de 0,8 mm muy delicado con el cabello. Por tanto, no impide llevar cabello corto al paciente ya que no se notará que se realizó una operación.
  • Tiene una recuperación muy rápida. Al ser un procedimiento mínimamente invasivo el paciente se recupera con mayor rapidez y sin complicaciones.
  • A diferencia de otras técnicas quirúrgicas, no se necesita realizar incisiones. La técnica FUE no requiere de ningún corte, por lo que se reducen las molestias en la zona de donde se obtuvo el cabello.
  • Este tratamiento permite la obtención de cabellos de zonas distintas a la región occipital -se puede obtener de la barba o del cuerpo-.
  • Permite dar una corrección a cejas y pestañas.

Desventajas de la técnica FUE:

  • Es una tratamiento muy lento -más que la extracción FUSS-, aunque su duración no debería ser superior a las 6 horas, ya que los injertos no deben permanecer mucho tiempo en espera de su colocación porque podrían dañarse.
  • Pueden ser necesarias varias sesiones: en cada sesión con la técnica FUE se pueden realizar entre 1.000 y 1.200 injertos y de no quedar la zona cubierta habrá que repetir. En condiciones óptimas de extracción se puede alcanzar un mayor nivel de injertos, teniendo sesiones de hasta los 1.666 injertos.
  • Debido a la delicadeza y exactitud del trabajo a realizar, el nivel de conocimiento y el grado de experiencia del cirujano deben ser altos.

El microinjerto de pelo mediante tira o FUSS es una técnica poco invasiva que consiste en la extracción de una tira del cuero cabelludo de la región occipital (nuca) de la que se obtienen microinjertos de entre uno y cuatro folículos pilosos que son implantados en la zona donde existe la calvicie.

La técnica FUSS pasa por cuatro etapas:

1. Extracción de los injertos de la zona occipital.
Esta fase tiene una duración de entre cuatro y seis horas, por lo que se recomienda al paciente tomar un relajante para estar calmado y cómodo durante la sesión. Si el paciente está muy tenso se recomienda aplicar una sedación muy suave, controlada por un anestesista, por lo que esta operación se debe realizar en un quirófano con todos los equipos necesarios para monitorear el control de la sedación.

Se debe definir el largo y ancho de la tira. La zona de donde se extraerá es el área occipital porque conserva la mayor cantidad de pelo y no sufre alopecia androgenética, aunque en algunos casos se puede obtener de la zona temporal. La zona donante será una banda de 5 cm de ancho y 25 cm de largo situada entre las orejas. La extracción no debe realizarse en una zona muy alta, ya que con el paso del tiempo puede verse afectada por la progresión de la alopecia a nivel del cérvix (coronilla).

2. Preparación de los injertos
Tras la obtención de la tira esta se fragmenta en unidades de uno, dos o tres pelos, trabajo realizado con la ayuda de lupas de gran aumento para una mejor precisión. Todas las unidades foliculares obtenidas se mantienen hidratadas de manera constante en suero fisiológico para asegurar su buen estado al ser injertadas.

3. Implante de los injertos en la zona receptora
Primero se realizan los cortes donde se implantarán los microinjertos de cabello, considerando ciertos aspectos:
  • Definición de la línea de implantación del injerto capilar.
  • Anestesia de la zona receptora.
  • Realización de las incisiones para la colocación de los injertos.

4. Colocación de los injertos
El manejo de los injertos se hace a través de pinzas muy finas para evitar tocar la parte inferior de los folículos, ya que se deben prender por el tejido celular subcutáneo que los rodea. Se debe pinzar muy delicadamente para evitar deformarlos, sosteniéndolos con una mínima intensidad de presión. Esta fase final de los tratamientos FUSS suele tener una duración de 2 a 3 horas y en ella es muy importante la habilidad y experiencia del cirujano.

¿FUE o FUSS?

Como se ve, son dos tipos de trasplantes muy similares y que ofrecen muy buenos resultados, pero cada uno de ellos tiene unos pros y unos contras. No se puede concluir de forma tajante cuál es mejor sino que es el médico especialista en cirugía capilar quien determinará qué técnica es más aconsejable para el paciente según sus necesidades y características.

Lo primero que debe hacer un cirujano capilar experto es realizar una valoración de la zona donante del paciente ya que la morfología de la disposición de los folículos, su densidad, su grado de tensión en la inserción en la dermis, el color del pelo y la elasticidad de la piel son factores condicionantes a la hora de elegir una u otra técnica.

Publicar un comentario

 
Top