GuidePedia

0

Uno de los grandes problemas de las personas homosexuales es el miedo a no conseguir la aceptación de la familia. Esta será tal vez una de las primeras frustraciones que experimentan los gays en el momento de decidir enfrentarse a la sociedad, pero debemos tener en cuenta también que esta será una de las primeras experiencias con las que tendrá que lidiar.

De seguro que la cosa no será fácil, pero tampoco imposible de superar. Los problemas comienzan cuando uno se enamora, ya que el corazón a veces domina a la propia razón y es en este punto cuando no sabemos qué hacer.

Expresar nuestros sentimientos a una persona que quizás no entienda nuestra posición sexual es tal vez complicado, pero creo que más complicado es sentirse atrapado entre el sentimiento y la indiferencia.

Muchas personas optan por callar y seguir con su vida hasta que aparezca una pareja que mantenga un estilo de vida similar al de ellos, pero también creo que esa no es la solución.

En países como Perú se tienen en cuenta ciertos hechizos que ayudan a atraer a la persona que quieres, como los amarres de amor, y aunque verdaderamente esto no está comprobado, existen miles de personas que optan por hacer uso de esto, sean homosexuales o heterosexuales. En países como España e Inglaterra hace años se crearon una gran cantidad de secciones de chat a través de internet que ayudan a que las personas gay puedan conocer a su media naranja.

Es conocido que la tercera parte de la población mundial es homosexual, lo que quiere decir que se van creando comunidades enteras donde escoger a la persona que quieres para tu vida. Y por suerte, con el tiempo esto será más sencillo.

A Pablo Vera, un joven de  22 años, lograr una relación con su actual pareja le resultó fácil. Él está seguro de que el amor gay es igual a los sentimientos que  pueden tener las personas heterosexuales: uno ama con la misma intensidad y goza de la misma manera.

¨Las personas que desean expresar el gusto por alguien lo hacen de la manera más natural posible. En mi caso solo fueron los cruces de miradas y creo que es lo mismo que les sucedió a mis padres, con la única diferencia que yo me enamoré de alguien del mismo sexo que yo¨.

Pero aún hay quien cree que alguien que no es gay puede cambiar de orientación. Lo que sí varía es cómo responde y ahí influyen factores como el ámbito en que se dé o la cultura del país. Ante ello se podría decir que es muy diferente la reacción de una persona europea que se ve expuesta a una insinuación sensual por parte de alguien de su mismo sexo a la reacción que la que puede tener un peruano, una sociedad donde el machismo predomina de manera exagerada.

En conclusión, el amor es capaz de mostrarnos a los seres humanos etapas grandiosas donde la elección sexual solo es un proceso por el cual alguna vez los seres humanos nos veremos tentados a cruzar.

Publicar un comentario

 
Top